Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > Portugal > Las playas secretas de la Costa da Caparica portuguesa

Portugal

Las playas secretas de la Costa da Caparica portuguesa

Las playas secretas de la Costa da Caparica portuguesa
mayo 08
13:40 2018

He visitado Lisboa en cuatro ocasiones y no me canso de hacerlo. Las magníficas playas de la Costa da Caparica pueden ser la razón para tu próxima visita.

La capital portuguesa se encuentra entre mis 3 ciudades preferidas de Europa y cada vez que viajo a ella recuerdo la razón de por qué esto es así. Lisboa tiene un encanto melancólico e histórico, gente hospitalaria y una fiesta nocturna que solo puedes encontrar, en Europa, en la Península Ibérica.

Añade a eso unos alrededores que incluyen pueblos de señoriales y de cuento (como Cascais, Sintra o Estoril) y una costa atlántica plagada de playas vírgenes y tendrás como resultado un destino inmejorable.

eyeem-23764952-116918388

Aunque las playas de la zona de Cascais y Estoril son famosas, en la península de Setúbal tienes unos 24 km de costa arenosa casi ininterrumpida. A la región se le conoce con el nombre de Costa da Caparica y es un paraíso para los adoradores del Sol.

Cómo llegar a Costa da Caparica

eyeem-23764952-114110764

Llegar a las playas de Costa da Caparica es realmente sencillo.

Desde España, son muy frecuentes los vuelos baratos a Lisboa. Una vez hayas explorado a fondo la capital portuguesa (a menos que te apetezca salir disparado hacia las playas), puedes tomar los autobuses 153 (parte de Praça de Espanha) y 161 (sale de Praça de Areeiro). El trayecto no lleva más de 30 minutos.

Si te apetece una aventura algo más marina, siempre puedes coger los ferris que parten de los embarcaderos de Cais do Sodré (hacia Cacilhas) o Belém (hacia Trafaria). Desde Cacilhas tienes que coger el autobús 124 a Costa da Caparica. En Trafaria tendrás que montarte en el 129.

Experiencias en Costa da Caparica

El encanto de Costa da Caparica reside, esencialmente, en un par de cosas básicas: su entorno natural y el hecho de que no sea muy conocido.

El punto de salida de cualquier visita a Costa da Caparica será el pueblo de Caparica, situado en el extremo norte. Lo cierto es que esta localidad – que cuenta con una población permanente de unos 13.000 habitantes – no es especialmente bonita, pero tiene un buen número de buenos hoteles y restaurantes donde te sirven el pescado fresco capturado en la zona. De hecho, si te gusta el pescado, puedes comprarlo directamente a los pescadores en la playa cada atardecer.

eyeem-23764952-113681831

También puede merecer la pena pasarte por el mercadillo callejero de los domingos por la mañana. Vinilos, libros de segunda mano, antigüedades y otras cosas curiosas se encuentran a la venta.

Nada más salir de la ciudad, hacia el sur, te encuentras con una larga franja de arena que parece no tener fin.

La Costa da Caparica está dividida en nada menos que 18 playas, siendo, si caminas hacia el sur, Nova Praia la primera y Praia da Fonte da Telha, la última.

Los adoradores del sol podrán tumbarse en la arena de cualquiera de ellas sin problemas de aglomeraciones. Ni siquiera en verano. Esta suerte se debe a que la mayoría de turistas que visitan Lisboa acaban visitando las playas de la costa de Cascais o Estoril, que tienen mayor publicidad.

Así, podrás extender tu toalla en las playas (o Praias) do Forte, da Rainha o do Infante sin que nadie te moleste.

Si lo tuyo no es quedarte tumbado toda la mañana, debes saber que la Costa da Caparica es un buen punto para aquellos que quieren iniciarse en el mundo del surf. Las olas aquí son constantes y del tamaño ideal para surfistas de niveles bajo y medio. Encontrarás las casetas de las distintas escuelas de surf diseminadas por las playas. El precio medio de una clase (con material incluido) ronda los 25€.

eyeem-23764952-121312241

Otra buena actividad, pero ya en tierra, es el senderismo. El paisaje protegido de Arriba Fóssil es el mejor lugar para ello. Unos impresionantes acantilados formados por roca sedimentarias se levantan a unos cientos de metros del mar. Frente a ellos se han formado unas dunas móviles y, para frenar su avance hacia los terrenos agrícolas, se plantó una extensa zona verde. Todo esto, acompañado de las bellas aguas del Atlántico han convertido al lugar en la zona perfecta para realizar caminatas.

Costa da Caparica es para todos los públicos, encontrando playas más familiares, zonas nudistas (cercanas a las dunas) y gay friendly. Además, encontrarás chiringuitos aquí y allá.

Cómo moverte por la Costa da Caparica

Si no quieres caminar demasiado o quieres acercarte a las playas más alejadas de Caparica, siempre puedes montarte en el trenecito que opera en verano (de 1 junio a 30 de septiembre).

Hace el trayecto entre Caparica y Fonte da Telha (entre las 9 y las 19.30), con un servicio cada media hora en cada dirección. El billete cuesta 2,50€ (4,50€ ida y vuelta) para adultos y  1,20€ (2€ ida y vuelta) para niños.

Etiquetas
LIS

Sobre el autor

David Escribano

David Escribano

Tras 3 viajes de larga duración arrastrando la mochila por 5 continentes ya no supe parar y dejé mi trabajo para seguir haciendo lo que más me gusta: intentar vivir experiencias nuevas cada día en un lugar distinto y poder narrarlo como un cuenta cuentos

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam