Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Inspiración > Viajando a las cataratas del Iguazú

Inspiración

Viajando a las cataratas del Iguazú

Viajando a las cataratas del Iguazú
marzo 14
12:31 2018

En ocasiones, la naturaleza nos regala obras que la mano del hombre nunca podría concebir. Ese es el caso de las cataratas del Iguazú.

Me enamoré de ellas a primera vista. Fue con 12 años, cuando las vi en la película ‘La Misión‘ (1986). Ese salto de agua por el que cae un misionero atado a una cruz de madera, es el conocido como la Garganta del Diablo. La selva, el agua en toda su potencia y la gravedad y profundidad del tema de la película (la esclavitud en los tiempos de la conquista del Nuevo Mundo) me llegaron a lo más profundo de mi ser y prometí que algún día conocería aquel lugar.

Tuvieron que pasar 15 años más hasta poder hacerlo.

Cómo llegar a las cataratas del Iguazú

cataratas iguazu

Las cataratas del río Iguazú se encuentran formando una especie de frontera natural entre Brasil y Argentina. A pocos kilómetros de allí, también se halla Paraguay.

Para llegar a las magníficas caídas de agua del Iguazú, primero tendrás que comprar un vuelo a Argentina, preferiblemente a Buenos Aires (ya que no hay vuelos directos desde Europa al Aeropuerto Internacional de Cataratas del Iguazú).

Desde Buenos Aires, puedes volar a las cataratas o tomar un autobús hasta Puerto Iguazú, que llevará entre unas 18 y 20 horas.

También puedes decidir volar a Brasil, y llegar al aeropuerto de Foz do Iguaçú y tomar un autobús hasta Foz.

Personalmente, te aconsejo que te alojes en el lado argentino (Puerto Iguazú) pues es más barato y tiene mejor ambiente que Foz.

La visita a las cataratas del Iguazú

Las cataratas del Iguazú se pueden visitar desde el lado brasileño y el lado argentino. Ambas vertientes son muy distintas, por lo que hay que tratarlas por separado.

Visita al lado brasileño de las cataratas del Iguazú

iguazu-argentina

El lado brasileño se puede recorrer en unas pocas horas.

Recomiendo  hacerlo en primer lugar, por aquello de dejar lo mejor para el final, siendo el lago argentino el postre perfecto tras abrir el apetito en el brasileño.

Tras pagar la entrada de 62 BRL (algo más de 15€ al cambio actual), entras y encuentras un camino asfaltado que puedes recorrer andando o en una especie de autobús turístico (que viene incluido en el precio de la entrada).

Así podrás llegar a las pasarelas montadas en el lado brasileño.

Aunque muchas menos que en el lado argentino, las pasarelas del lado brasileño ofrecen una perspectiva diferente de las impresionantes cataratas del Iguazú. Ves un gran número de saltos de agua desde en frente, en una especie de postal imposible salida de una imaginación por encima de la nuestra.

Junto a ti, además de los turistas, se encontrarán los graciosos coatíes, una especie de mamífero peludo que se acostumbró a la presencia de la gente e intentará robar algo de tu comida. Para evitarlo, siempre puedes comer en alguno de los restaurantes del lado brasileño.

Visita al lado argentino de las cataratas del Iguazú

Iguazú Garganta del Diablo

El lado argentino ofrece mucha más variantes en tu visita y la entrada cuesta 500 ARS (unos 20€ al cambio actual) para los turistas extranjeros.

Para empezar, el autobús para llegar a las pasarelas principales es sustituido por un trenecito en el que suena la música de la fantástica banda sonora de la película ‘La Misión’, creada por el inigualable Ennio Morricone.

Este te deja a puertas de las pasarelas del circuito superior. Recorrí esa pasarela en dos ocasiones y las dos sentí el mismo sobrecogimiento cuando llegué a su punto más espectacular: la Garganta del Diablo. Aquí el ruido del agua es ensordecedor y el vapor de agua parece caer por todos lados, empapándote de arriba a abajo.

Me quedé más de media hora totalmente hipnotizado. No podía apartar la mirada de esa fuerza de la naturaleza. Lo que más me llamaba la atención es que el río parecía manso tan solo unos metros atrás. Lo había visto, rodeado de una selva espesa y multicolor, cuando atravesaba las pasarelas. Ahora, rugía para precipitarse al abismo con la fuerza de millones de bueyes.

No encontrarás otro lugar más espectacular en las cataratas del Iguazú.

Otros saltos del circuito superior, de 1,8 km de longitud, son:

  • Dos Hermanas
  • Chico
  • Ramírez
  • Bossetti
  • Adán y Eva
  • Bernabé Méndez

Las pasarelas del inferior miden 1,7 km y te lleva a lugares como el embarcadero de los botes que llevan a la isla de San Martín. No siempre podrás visitar la isla, ya que esto depende del nivel de agua que presente el río.

Lo que sí podrás realizar es la aventura náutica. Te montas en una potente y grande lancha de goma y remontas el río hasta casi meterte bajo los potentes chorros de agua que se precipitan desde las alturas.

Por último, también puedes catar la selva realizando la caminata por el Sendero Macuco.

Viaja a las cataratas del Iguazú y disfruta del espectáculo natural más bello del planeta.

Etiquetas
BUE

Sobre el autor

David Escribano

David Escribano

Tras 3 viajes de larga duración arrastrando la mochila por 5 continentes ya no supe parar y dejé mi trabajo para seguir haciendo lo que más me gusta: intentar vivir experiencias nuevas cada día en un lugar distinto y poder narrarlo como un cuenta cuentos

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam