Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > Turquía > Turquía monumental: Patara y Aspendos

Turquía

Turquía monumental: Patara y Aspendos

Turquía monumental: Patara y Aspendos
agosto 30
12:23 2017

No hay capital europea – aparte de Madrid- que haya visitado en más ocasiones que Estambul.

La capital turca me enamoró desde el instante en que pisé sus calles por primera vez. La antigua Constantinopla ofrece una mezcla de culturas, aromas, sabores y colores muy difícil de igualar. La fusión entre oriente y occidente se hace palpable en su maraña díscola de calles estrechas.

Aunque Estambul es el mayor atractivo turístico de Turquía, lo cierto es que el resto del país también posee muchas joyas. La Capadocia es, quizás la segunda más conocida, pero el gran legado histórico, arqueológico y monumental turco se puede admirar en otros lugares. Dos de ellos son Aspendos y Patara.

Patara

ruinas-patara-ovejas

Hace unos años, tras una visita por trabajo a Estambul, decidí quedarme diez días más en Turquía. Buscando información que me diera ideas para ocupar esos días, me encontré, por azar, con una de las mejores rutas senderistas del mundo: la Ruta Licia.

Más de 500 km de senderos señalizados que te llevan por tramos de costa jalonados por dramáticos acantilados que mueren abruptamente en las turquesas aguas del Mediterráneo, adormecidos pueblos pesqueros, bosques mediterráneos y ruinas y tumbas de distintas civilizaciones.

Uno de los lugares más emblemáticos (junto al Monte Olimpo) que se encuentra en el trazado de la Ruta Licia es Patara.

calle-principal-patara

La antigua ciudad licia cambió de manos varias veces en los primeros siglos de sus más de 2.500 años de historia.

Hoy en día, sus bellos monumentos arqueológicos sirven de preámbulo a una magnífica playa natural de 18 km de longitud que se abre al Mediterráneo.

La sección monumental principal está presidida por un antiguo teatro que tenía capacidad para 5.000 almas. Junto a él, podrás apreciar un edificio de piedra que hacía las funciones de parlamento de Patara. En él se reunían los miembros de la antigua Liga Licia. Desde esta zona parte hacia el norte un pasillo flanqueado por grandes columnas – restauradas hace unos años como parte de un gran proyecto de casi 9 millones de euros – y en el que se alineaban tiendas y puestos en los que se vendía de todo. Este corredor llevaba al ágora.

Dejando de lado este bloque principal, encontrarás otras muchas ruinas interesantes. No en vano, se dice que Patara fue fundada por un hijo del dios Apolo (Pataro) y aquí se halla el segundo oráculo más famoso de este dios – solo superado por la fama del de Delfos – del que queda poco en pie.

teatro-patara

Pasando bajo el Arco de Modesto (del siglo II), te toparás con una necrópolis que muestra varias tumbas licias, primero, y unos baños y una basílica bizantina, después.

Un sendero de tierra lleva a una gran maravilla: uno de los tres faros más antiguos del mundo, el Faro del Emperador Nerón. Junto a él se encontraba antes el antiguo puerto de Patara, que en su época de esplendor estuvo a la altura del gran puerto de Éfesos.

Además, fue en Patara donde nació San Nicolás, el obispo bizantino de Mira que vivió durante el siglo IV y pasó a la posteridad como el mítico Santa Claus (o San Nicolás de Bari).

Finalmente, tras tanto monumento, lo que más apetece es darse un baño en las aguas de su magnífica playa.

Aspendos

anfiteatro-aspendos

Tras llegar al extremo este de la Ruta Licia, Antalya, debes coger un transporte para llegar a las ruinas del teatro romano mejor conservado fuera de Italia: Aspendos.

El sitio arqueológico se encuentra unos 3 km al norte de Belkis y 47 km al este de Antalya.

El impresionante teatro romano fue levantado bajo el mandato del emperador Marcos Aurelio en la segunda mitad del siglo II de nuestra Era. Era la época dorada de Aspendos y el emperador lo quiso mostrar construyendo un coloso que podía dar cabida hasta a 15.000 personas.

interior-anfiteatro-aspendos

Ya en el siglo XX, se llevó a cabo una restauración tras la cual se le ha dado uso para la puesta en escena – las noches de verano – de óperas, ballets, obras de teatro y festivales de cine.

Pero el teatro de Aspendos no es el único tesoro arqueológico de esta ciudad cuyo origen data de los tiempos de los Hititas (800 a. de C.). Las ruinas de Aspendos incluyen – aunque en un estado bastante calamitoso – un antiguo estadio, el agora y una basílica del siglo III. Para llegar a estos lugares solo debes seguir la senda que parte de la parte derecha de la entrada al teatro.

Siguiendo la senda durante unos minutos más, hallarás los restos del antiguo acueducto de la ciudad.

¿Cómo llegar?

La mejor manera de visitar la zona desde España es tomar un vuelo a Estambul y desde allí volar a Antalya.

Desde esta ciudad, ya puedes buscar transporte terrestre a ambos lugares o, en el caso de Patara, si te gusta la aventura y te sientes en forma, seguir las marcas de la Ruta Licia hasta el lugar.

Sobre el autor

David Escribano

David Escribano

Tras 3 viajes de larga duración arrastrando la mochila por 5 continentes ya no supe parar y dejé mi trabajo para seguir haciendo lo que más me gusta: intentar vivir experiencias nuevas cada día en un lugar distinto y poder narrarlo como un cuenta cuentos

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam