Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > Bélgica > Bruselas > Los barrios más emblemáticos de Bruselas

Bruselas

Los barrios más emblemáticos de Bruselas

Los barrios más emblemáticos de Bruselas
julio 14
15:38 2017

Pequeña pero poderosa. Interesante y señorial aunque no sea la capital más grande ni más espectacular del Viejo Continente. Bruselas es la capital de Europa desde que en 1992 fuera nombrada sede de la Unión Europea, una urbe en plena efervescencia cuyo atractivo está tanto en el importante papel que juega en la política europea –e internacional– como por el interesante patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de la ciudad.

Sin lugar a dudas una de las zonas que mayor interés despierta en los visitantes –y me incluyo entre estos, ¿eh?– es el conocido como ‘barrio europeo’. El motivo por el que se ha denominado así es evidente: es un área que concentra la mayoría de las instituciones de la Unión Europea. El Quartier Européen impresiona, os lo aseguro… Los edificios se reparten por tres grandes zonas: el Parque de Bruselas, el Palacio del Cincuentenario y el Parque Leopold. El Parlamento Europeo está en la plaza de Luxemburgo.

Una de las construcciones más emblemáticas es el llamado Berlaymont, un complejo con 14 pisos de altura y forma de equis, construido hace justo ahora 50 años como sede de la Comisión Europea. Otros puntos de interés son el Justus Lipsius, que alberga el Consejo de la Unión Europea, y el Residence Palace, donde está el Consejo Europeo. El Espacio Léopold, que reúne los edificios del Parlamento, y el Delors, ocupado por el Comité Económico y Social y el Comité de las Regiones.

Este es por obvias razones el más célebre y mediático pero una buena forma de conocer Bruselas es a través de algunos de sus barrios más emblemáticos, algunos de ellos ideales para vivir, con todo tipo de servicios en el entorno para dar respuesta a las necesidades más cotidianas. A continuación desgranamos cuáles son esas barriadas que merecen una visita, perdernos por sus calles y alternar en sus plazas.

 barrio-europeo-en-bruselas

 

Barrio de Saint Gery

Numerosos rincones y lugares de este céntrico espacio recuerdan mucho a París. Saint Gery fue el sitio por el que comenzó a desarrollarse la ciudad de Bruselas en el siglo XIX y en aquel entonces París era lo más de lo más en lo que a urbanismo se refería.

Toma su nombre de una antigua parroquia –la de San Gaugerico de Cambrai–, aunque a día de hoy ha sido sustituido por un bullicioso mercado que hay que visitar. El ir y venir de gente a diario llena de vida y alboroto esta parte de la capital belga. El edificio es espectacular, de estilo neorrenacentista flamenco, con estructura metálica y revestido de ladrillo rojo y decorado con figuras de aves, peces, flores y frutas. Este mercado es punto de encuentro de la juventud bruselense, pues a día de hoy acoge restaurantes, bares y locales comerciales y preside la plaza homónima.

Al mismo distrito pertenecen la plaza de Brouckère y la de la Bolsa. Convergen en la primera varios bulevares que recorren el centro histórico de la urbe. Hay construcciones que siguen intacta al paso de los años y os invito a deteneros ante ellos y contemplarlos. Me refiero a sitios como el Café Continental, el Hotel Metrópoli o el Cinema Eldorado.

bolsa-de-bruselas

 

Barrio de Anderlecht

Este se sitúa al sudoeste de Bruselas y es una zona donde se encuentran muchos hoteles del tipo ‘bed&breakfast’. Merece la pena visitarlo porque tiene no pocos puntos interesantes, la verdad. Anderlecht llegó a ser una interesante área residencial en el siglo XV y a día de hoy muchas personas siguen teniendo su vivienda en este lado de la ciudad.

¿Para ver? Desde el ayuntamiento, de estilo barroco flamenco, construido a finales del siglo XIX, a la iglesia de los santos Pedro y Guido o incluso la casa del célebre filósofo Erasmo de Rotterdam. Existen museos y galerías de arte que se pueden visitar, como son los de la Medicina, el de la Resistencia, el de China o el Museo de la Cerveza, que ocupa una antigua cervecería artesanal.

Para más señas, que seguro hay algún que otro aficionado a esta bebida entre nuestros lectores, tomad nota del nombre: Musée Bruxellois de la Gueuze, Cantillon. Podemos conocer los métodos artesanales de fabricación y por supuesto asistir a una cata de cerveza.

iglesia-saint-grancois-xavir-en-barrio-anderlecht-bruselas

 

Barrio de Ixelles

Nos vamos ahora hasta la parte sur de Bruselas para encontrarnos con el distrito de Ixelles –o Elsene, como se denomina en flamenco. Se trata de una de las barriadas más multiculturales de la ciudad, con ambientes que van de la zona más elegante y cuidada –avenida Louise– a zonas donde predomina el ambiente joven –entorno de la universidad.  Aquí se concentra además la mayor parte de los ciudadanos de origen africano que habitan Bruselas, que son muchos.

Para relajarse y descansar os recomendamos visitar los jardines de la Abadía de la Cambre, conocido como el Bois de la Cambre. Dos lagos y amplísimas zonas verdes para alejarnos del ruido propio de una capital como esta. Son más de 100 hectáreas donde pasear, coger la bici y alternar con los amigos.

entrada-a-la-abadia-de-la-cambre-en-bruselas

 

Barrio de Saint Gilles

Al oeste de Ixelles está Saint Gilles, que también puede presumir de ser un lugar muy abierto y con una mezcolanza muy rica de culturas y costumbres. Se considera además el barrio artístico y nos encontramos en el paseo por sus calles algunas residencias y edificios realmente bonitos. Víctor Horta es el arquitecto belga que está tras algunas de estas construcciones que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, unas creaciones que han permitido conformar la llamada ruta del Art Noveau, con un museo en honor a esta disciplina artística y a el gran exponente de la misma en Bélgica, Horta. El nombre de la galería… ¿Adivináis? Pues eso, Museo Horta.

Otro de los imprescindibles del distrito es el parque Forest, que está en esta área de influencia. Tiene unas 13 hectáreas de extensión y cuenta con el ‘mirador de los castaños’, con magníficas vistas.

estacion-gare-du-nord-en-bruselas

 

Barrio de Saint Josse Ten Noode

De sur a norte, concretamente hacia el noreste del centro de Bruselas para pasar unas horas por Saint Josse Ten Noode. Se encuentra cerca de la estación Gare du Nord, con conexión directa al aeropuerto, por lo que podría ser otro de esos barrios de Bruselas interesantes para vivir.

Es una zona muy tranquila donde hay no pocos lugares dignos de interéss. Desde Le Botanique, un invernadero art noveau donde se hacen exposiciones, se desarrollan obras de teatro y conciertos, a la parte sur del distrito, con la Colonne du Congrès, en la plaza du Congrès, o el Centro Belga del Cómic, muy recomendable para fans de Tintín.

Es un área muy ‘pueblo’, por lo que resulta un tanto pintoresco y ofrece un contraste enriquecedor con el barrio europeo, que está muy cerca de aquí. Ofrece una gran diversidad cultural, con emigrantes marroquíes, turcos, belgas, africanos y españoles, entre otros.

Le da nombre la iglesia de Saint Josse, en la plaza del mismo nombre. En esta se desarrolla un mercado de frutas, verduras y otros productos que concentra buena parte de la actividad cotidiana. Hay bares, cafeterías, restaurantes y la famosa ‘friterie’. Es un puesto de patatas fritas que se venden en paquetes y que dicen que son las más ricas del mundo. Yo no las he probado, ¿eh? Pero cuando el río suena… Está justo frente a la iglesia de Saint Josse.

grafitis-de-comics-en-calles-de-bruselas

 

Barrio de Ilot Sacre

Volvemos al distrito centro de la capital belga para descubrir el barrio de Ilot Sacre, justo al lado de la Grand Place. Es una suerte de callejuelas y pequeñas plazas muy populosas. Le dan nombre antiguos gremios y está repleta de bares y restaurantes, aunque son muy para turistas, así que andad con ojo si no queréis sentiros estafados por la carta o por el precio. Muy conocida es la Rue de Bouchers –calle de los carniceros–, que los más precavidos incluso dicen que se debe evitar. Yo pienso que no es para tanto, ¿eh? Pero ahí lo dejo.

Si queréis probar algunos de los establecimientos recomendables de la zona, pasad por Chez Leon y pedid el plato típico bruselense, los mejillones con patatas fritas. Está aquí también el l’Ogenblik –Galerie des Princes–, que se considera de los mejores restaurantes de Bruselas, y la cervecería Delirium Café, archiconocida, en Impasse de la Fidélité.

También por aquí pasad a ver la Bolsa de Bruselas, a unos minutos de la Grand Place, y aprovechad el momento para sentaros en algunos de los lugares donde se sirve buena cerveza belga, como la taberna Le Falstaff –Rue Henri Maus– o Le Cirio, que es un café lleno de historia.

cervezas-belgas-artesanas-en-bruselas

 

Esperamos haberos abierto el apetito y las ganas de viajar hasta la capital de la Unión Europea. Es una urbe apasionante y merece la pena una escapada. Si estáis pensando ya en el viaje te recomendamos buscar desde ya vuestros vuelos a Bruselas y planificar esta escapada que seguro os resulta de lo más interesante.

Sobre el autor

María Sánchez

María Sánchez

Periodista y blogger especializada en turismo y viajes. Mi mejor plan de vida, seguir conociendo nuevos países y descubriendo otras culturas. Soy de las que piensan que lo mejor está por llegar, por eso disfruto tanto contando mis aventuras y fantaseando con próximos destinos. Puedes leerme en el blog de JetCost y encontrarme en redes sociales.

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam