Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > Rumanía > Qué ver en Transilvania

Rumanía

Qué ver en Transilvania

Qué ver en Transilvania
abril 04
13:39 2017

Nombrar esta región de Rumania y rápidamente venir a mi mente el primer capítulo del diario de Jonathan Harker: “Bistritz, 3 de mayo. Salí de Múnich a las 8:35 de la noche del primero de mayo, llegué a Viena a la mañana siguiente, temprano; debí haber llegado a las seis cuarenta y seis; el tren llevaba una hora de retraso. Budapest parece un lugar maravilloso, a juzgar por lo poco que pude ver de ella desde el tren y por la pequeña caminata que di por sus calles.”

Pertenece a un libro que ha convertido Transilvania en una suerte de lugar oscuro y misterioso que provoca curiosidad y temor al mismo tiempo. Me refiero a ‘Drácula’, de Bram Stoker, una obra que se inspira en la historia de Vlad III –Vlad Draculea, más conocido como ‘el empalador’. Este fue un príncipe de Valquia, la zona sur del territorio rumano, que se hizo célebre por la forma en la que torturaba a sus enemigos.

La población del título y su adaptación al cine en decenas de ocasiones ha creado un mito en torno a una comarca histórica que se localiza en la zona centro noroccidental de la actual Rumania. Este lugar es de una gran belleza natural, rodeado por los montes Cárpatos, y en este post nos disponemos a descubriros qué ver en Transilvania a través de diez puntos, por supuesto, con paso por la morada en la que vivió el verdadero conde Dracula en el que se inspiró Stoker…

que-ver-en-transilvania-rumania

1. Nos situamos en Rumania, en la parte centro del país. Se trata de una región histórica que abrazan los Cárpatos. Este sistema montañoso forma un gran arco de 1.600 kilómetros y se extiende a lo largo de las fronteras de Austria, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Ucrania, Serbia y Hungría.

 

Los Cárpatos dividen dos áreas llenas de misterio: Transilvania y Valaquia, la primera al norte y al sur la segunda. Es en esta última donde se movió Vlad Draculea, un espacio de bosque espeso y relieve escarpado, con ríos que discurren por desfiladeros y duras condiciones climáticas.

 

2. Los principales núcleos urbanos de Transilvania son Alba Iulia, Brasov y Sibiu. La primera se considera la capital tradicional de la comarca y las dos segundas son sus principales ciudades, a los pies de los Cárpatos.

ciudad-de-brasov-en-transilvania

3. Brasov es el corazón económico y cultural de Transilvania desde el siglo XVI. Su casco histórico ofrece numerosos atractivos, con magnos edificios civiles, como es la casa Sfatului en la plaza del mismo nombre, la casa Negustorilor o la Iglesia Negra, que debe su nombre a un incendio que ennegreció sus paredes. Está el monasterio de San Bartolomé, la iglesia más antigua de Brasov, y hay que contemplar las vistas desde el monte Tâmpa, al que podemos subir en teleférico o andando a través de un empinado sendero.

 

4. El castillo de Bran, la (falsa) morada de Drácula. A apenas 30 kilómetros de Brasov nos topamos con la que fuera supuestamente la residencia del célebre conde. Este sitio no es realmente el lugar en el que habitó tan siniestra figura, pero se hizo creer que sí lo fue porque el real está en ruinas y se encuentra lejos de los lugares más turísticos. Aun así, cómo no, merece la pena visitarlo y un poquito más adelante llegaremos para ver los restos del real castillo de Vlad Tepes.

castillo-de-bran-conde-dracula

5. Sibiu. Esta localidad se encuentra a 139 kilómetros al oeste de Brasov. El centro fue restaurado hace diez años con motivo de la Capitalidad Europea de la Cultura y cuenta con innumerables atractivos para el visitante: templos religiosos, museos, su plaza Mayor, con la torre del consistorio, el puente de las Mentiras, que da acceso a la zona baja de la ciudad…

 

6. Sighisoara, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aquí nació el príncipe transilvano, una urbe originariamente romana que a día de hoy es una de las ciudades medievales mejor conservadas del Viejo Continente. Podemos conocer desde la casa donde nació el conde hasta la Torre del Reloj del siglo XIV. Destaca imponente en lo alto de una colina, a modo de ciudadela amurallada.

ciudad-de-sighisoara-en-transilvania-rumania

 

7. Biertan y Bazna. Dos localidades que emergen entre frondosos bosques y que se caracterizan pro sus altas torres, bastiones y pasadizos. Destacan sus iglesias, prácticamente desnudas de motivos ornamentales. La primera es una localidad sajona considerada patrimonio por la Unesco y la segunda se conoce especialmente por sus aguas termales.

 

8. Bucovina y sus 22 monasterios bizantinos. Desde Sighisoara hasta Bucovina, 300 kilómetros que nos regalan al final del trayecto un conjunto de edificios monacales con magníficas pinturas al fresco. También destacados por la Unesco y con estos como los ‘imprescindibles’ de la ruta: Arbore, Voronet, Patrauti, Sucevita, Humor, Probota y Moldovita.

 

9. Y el verdadero castillo de Dracula es… Poenari, en el distrito de Arges, cerca de las montañas Făgăraş. Llegar hasta él supone darse una caminata interesante de algo más de media hora a través del bosque. Se llega vía Transfagarasan, una de las carreteras más célebres del mundo, probablemente por sus interminables curvas. Es la segunda carretera pavimentada de mayor altitud de Rumanía

castillo-de-dracula-en-transilvania

10. No debemos volver sin probar la gastronomía rumana: su sopa más célebre, la llamada ciorba; pollitos de carne y arroz que se preparan envueltos en hojas de vid, bautizado como sarmale; o la carne picada a la brasa, mici; para acompañar ensalada de berenjenas (salata de vinete) y todo ello maridado, si os atrevéis, por el tuica, un aguardiente local.

 

Si estáis decididos a emprender esta aventura no dudéis en buscar vuelos baratos a Rumania y a planificar la escapada. ¡Solo para valientes y especialmente recomendable para amantes del misterio y la literatura!

Sobre el autor

María Sánchez

María Sánchez

Periodista y blogger especializada en turismo y viajes. Mi mejor plan de vida, seguir conociendo nuevos países y descubriendo otras culturas. Soy de las que piensan que lo mejor está por llegar, por eso disfruto tanto contando mis aventuras y fantaseando con próximos destinos. Puedes leerme en el blog de JetCost y encontrarme en redes sociales.

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam