Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > República Checa > Praga > Qué ver en Praga

Praga

Qué ver en Praga

Qué ver en Praga
septiembre 13
07:55 2016

A orillas del río Moldava se erige una de las ciudades más impresionantes – y románticas – del Viejo Continente. El casco histórico de Praga fue declarado Patrimonio de la Humanidad, pero sus viejas estatuas y edificios imperiales parecen no inmutarse ante tal nombramiento. Praga tiene un halo medieval que hace que, como los buenos vinos, envejezca con clase y señorío.

Con una aceptable frecuencia de vuelos a Praga, la capital checa se ha convertido en una de las ciudades europeas que no te puedes perder.

Aquí te dejamos una pequeña guía sobre qué ver en Praga:

Castillo de Praga y el Callejón del Oro

Callejón del Oro

Desde el siglo IX, la mayor fortaleza medieval del mundo, domina Praga desde lo alto de su casco histórico.

Realmente, no se trata de un castillo a la vieja usanza, con sus almenas y torres defensivas. El castillo de Praga es un recinto amurallado dentro del cual se hallan edificaciones de distintas épocas, estilos y fines. La catedral de San Vito (siglo XIV) es el máximo exponente gótico de la ciudad, y está acompañada de otros edificios religiosos, como la capilla de la Santa Cruz y la basílica de San Jorge.

Cerca del antiguo Palacio Real  se encuentra uno de los callejones más curiosos de Praga: el Callejón del Oro. En estas casas bajas, al amparo de las lóbregas luces de las lámparas de gas, se reunían alquimistas de toda Europa para buscar la fórmula del oro. En la cercana Torre de la Pólvora (siglo XV) puedes encontrar el resultado de sus vanos experimentos.

Puente de Carlos

Puente de Carlos

El rey Carlos IV, en el siglo XIV, mandó construir este precioso puente gótico sobre el río Moldava. Es el más antiguo de la ciudad y une Malá Strana (Ciudad Pequeña) con la Ciudad Vieja.

Mientras caminas por él te sientes vigilado por los ojos de las treinta estatuas barrocas que guardan ambos lados del puente. Un río de turistas pasa por aquí cada día, mientras que artistas callejeros, vendedores de souvenirs y otros oportunistas intentan ganarse el jornal entreteniendo al personal.

De las tres torres que protegen el puente, la del lado de la Ciudad Vieja es la más impresionante. Sin duda, se trata del lugar más fotografiado de Praga. Al atardecer es el lugar ideal para las parejas más románticas.

Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské námestí)

Plaza de la Ciudad Vieja

Plaza de la Ciudad Vieja

Es el icono medieval de Praga.

Desde el centro de la plaza, la estatua de Jan Hus (reformador religioso que pagó con la hoguera por sus ideas) parece desafiar las iglesias de Týn y San Nicolás. Las fachadas de otros bonitos edificios medievales dan color a la plaza, pero hay dos atractivos principales que no tienen rival: las vistas desde la Torre del Viejo Ayuntamiento y el Reloj Astronómico (Orloj).

Este reloj comenzó a funcionar en el año 1410 y es el más viejo, de su estilo, en el mundo (que aún siga en funcionamiento).

Cada hora en punto, los turistas se agolpan frente a la torre para ver cómo, de las entrañas del reloj, emergen las figuras de los apóstoles y otros personajes que desfilan ante los ojos de los curiosos.

Barrio judío

Sinagoga española

Sinagoga española

Josefov es el barrio judío que se originó cuando las dos comunidades judías europeas existentes en la Edad Media se fusionaron.

El nombre es un tributo a José II, el rey checo que comenzó a integrar a los judíos en la vida de Praga. Los monumentos más importantes en el barrio son las seis sinagogas, el cementerio judío y el pequeño ayuntamiento.

Casa Danzante

Casa Danzante de Praga

Casa Danzante de Praga

Por último, y para contrarrestar el toque medieval del resto de lugares recomendados, te aconsejamos que visites la excéntrica Casa Danzante, ideada, en los 90, por el arquitecto checo-croata Vlado Milunić en colaboración con el canadiense Frank Gehry.

La obra fue muy polémica, ya que llama mucho la atención en un distrito poblado por casas y edificios barrocos, góticos y Art Nouveau. Como anécdota, comentar que el nombre original que le dio Gehry fue Fred and Ginger, ya que el edificio le parecía emular la figura de un par de bailarines. Y qué mejores exponentes que Fred Astaire y Ginger Rogers.

Estos son sólo algunos de los lugares más famosos de Praga, pero esta ciudad tiene muchos rincones por descubrir. ¿A qué estás esperando?

 

 

 

Sobre el autor

David Escribano

David Escribano

Tras 3 viajes de larga duración arrastrando la mochila por 5 continentes ya no supe parar y dejé mi trabajo para seguir haciendo lo que más me gusta: intentar vivir experiencias nuevas cada día en un lugar distinto y poder narrarlo como un cuenta cuentos

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam