Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > Portugal > Lisboa > Barrio de Belém, la Lisboa más monumental

Lisboa

Barrio de Belém, la Lisboa más monumental

Barrio de Belém, la Lisboa más monumental
diciembre 01
12:51 2015

Belém es, quizá, el barrio más exuberante e imperdible cuando viajes a Lisboa. Los monumentos más representativos de Portugal brillan y se erigen en este barrio lisboeta que se nutre y respira a orillas del Tajo, allá donde el río más largo de la península ibérica se funde y muere en el océano Atlántico.

Belém, que en su día era un campo humilde a las afueras de Lisboa, floreció cuando en 1495 el Rey Manuel I de Portugal ascendió al trono. Conocido como “el aventurero” bajo el mando de este Rey se hicieron los grandes descubrimientos portugueses, la ruta marítima Atlántica, Brasil y el control de las rutas marítimas del océano Índico y el golfo Pérsico, así como relaciones comerciales con Persia y China. A su vez, de las conexiones con esta variedad de culturas y por el interés del Rey de hacer de la corte de Portugal un lugar de referencia artística y científica, nació el estilo arquitectónico propio de Portugal, el hoy conocido como estilo manuelino el que decora y embellece los grandes monumentos que encontramos en Belém. Monumentos majestuosos en honor también a los descubridores que de aquí partieron y que tanta riqueza le otorgaron a Portugal.

Monasterio de los Jerónimos

Este impresionante monasterio se halla rodeado de jardines, muy cerca del río Tajo. Declarado Patrimonio de la Humanidad, se inició su construcción en conmemoración del regreso de Vasco de Gama a Portugal desde la India. Por fuera es magnífico ejemplo del estilo manuelino pero por dentro es absolutamente espectacular. Los detalles de las bóvedas decoradas como si fuesen encaje, las columnas floreadas, el precioso claustro donde podréis contemplar los ramilletes floreados en los arcos, los parteluces y las columnas, el color dorado de su piedra bordada, todo ello nos evoca el poderío del imperio portugués más excelso.

Monasterio de los Jerónimos, Lisboa. Portugal.

La Torre de Belém

Iniciada su construcción en 1514, la Torre de Belém es hoy, junto al Monasterio de los Jerónimos, Patrimonio de la Humanidad. Levantada originalmente como puesto de defensa y cárcel de la ciudad de Lisboa, pasó a ser más tarde un puesto de recaudación de impuestos y aduana para, más tarde, adquirir su función de faro. Bellísima de día pero mágica cuando anochece, cuando el sol se hunde por el horizonte, la negrura de la noche la alcanza y la subida de la marea del Atlántico parece querer tragársela. Brilla, blanca como la nieve, resistiéndose a las aguas.

Torre de Belém, Lisboa. Portugal.

Monumento a los Descubrimientos

Erróneamente conocido por los españoles como Monumento a los Descubridores, el Monumento a los Descubrimientos fue levantado a la vera de la Torre de Belém. Dedicado a todos esos descubridores, marineros y patrones que hicieron de Portugal un Imperio. Hallaréis diferentes placas en las inmediaciones que os explicarán quienes son cada una de las figuras talladas a ambos lados del monumento y constantemente veréis al fondo el famoso Puente del 25 de abril que une sobre el Tajo las dos vertientes de Lisboa.

La curiosidad del Monumento a los Descubrimientos radica en que en 1940 se erigió por primera vez con carácter provisional como parte de la Exposición del Mundo Portugués. Sin embargo, Lisboa y los lisboetas decidieron que un recuerdo a todo aquellos marineros y descubridores debía permanecer en la ciudad, a orillas del río que les vio partir hacia el océano. Así, en 1960 se levantó el que hoy podemos contemplar.

Monumento a los Descubrimientos, Lisboa. Portugal.

Pero el barrio de Belém tiene otro lugar especial que, si puedes, tienes que visitar, La Fábrica de Pasteles de Belém, una exquisitez de la repostería portuguesa que todo aquél que viaje a Lisboa debe degustar para ponerle un sabroso fin, o un sabroso comienzo, a la delicia que es la ciudad de Lisboa.

Sobre el autor

Eva

Eva

Viajera insaciable y eterna estudiante de idiomas y culturas. Lingüista, traductora y fotógrafa amateur. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.

0 Comentarios

¡Aún no hay comentarios!

Ahora mismo no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribir comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam