Jetcost

El blog de Jetcost

EL BLOG DE JETCOST
Home > Destinos > Italia > Roma > Ciao Roma! Pasea por un museo al aire libre

Roma

Ciao Roma! Pasea por un museo al aire libre

Ciao Roma! Pasea por un museo al aire libre
enero 19
11:36 2015

 

Aún recuerdo la primera vez que hablé con un romano sobre Roma. Asentía cuando le comentaba lo apabullante que me parecía la ciudad por su agitado ambiente, sus prisas y su ruido permanente y por esos contrastes de lo nuevo y lo viejo que se entremezclan de una forma extrañamente natural. Recuerdo que, a cuenta de esto último, le dije que algo que me sorprendía enormemente era el hecho de que daba igual por donde paseara, en Roma siempre encuentras algo, desde un edificio antiguo y otro más moderno fusionados hasta un hueco en una calle con una pequeña parcela vallada que alberga las ruinas de un valioso patrimonio. Se echó a reír y con ese acento melodioso me dijo como si se tratase de una confidencia que, en realidad, es un irónico secreto a voces: Aquí tenemos mucho miedo de mover cualquier piedra porque sabemos que siempre vamos a encontrar algo debajo ¿Por qué crees que sólo tenemos dos lineas de metro?

Y es que Roma, al fin y al cabo, es un yacimiento toda ella que esconde mucho más de lo que creemos poder ver.

El Coliseo es el centro de todo, su insignia brillante grabada a fuego en nuestras mentes con esa piedra dorada resplandeciente como bronce y que merece contemplarse más allá de sus alrededores, observar su silueta recortada contra el cielo y su perfil difuminado entre los edificios y parques de la ciudad, porque es así como podemos ser conscientes de su grandiosidad.

Coliseo romano

Coliseo romano

Deslizar nuestros pasos por el Foro de Roma es atisbar las bellas ruinas de la desmedida opulencia de una capital imperial; las columnas del Templo de Vesta y la Casa de las Vestales guardianas del sagrado fuego de la familia romana, contemplar el magnífico entramado enrejado bajo el Arco de Septimio Severo, merodear por el monte Palatino, y caminar sobre la hierba del antiguo Circo Máximo con los restos del Palacio Imperial desdibujados contra las nubes.

arco del foro romano

Foro romano

Porque pasear por Roma es como hacerlo por un museo desordenado y al aire libre; es girar en una esquina y darte de bruces con la quizá sobrevalorada Fontana di Trevi, es encontrar esculturas que parecen vivas, esculturas de un detalle tan pulcro en las que las ondas de sus telas simulan mecerse con el viento y en las que sus rostros se fijan en tu persona como si pudiese compartir su sentimiento, como las de la Fuente de los cuatro ríos en la deliciosa Plaza Navona. Y allí, en ese mismo lugar, deleitarnos con los bellos y coloridos cuadros de los pintores que allí se apostillan a vender su arte.

fuente de los cuatro rios

Fuente de los Cuatro Ríos

O encuentras obeliscos egipcios a Ramsés II en la Plaza del Popolo, columnas que te cuentan la historia de batallas como la Columna de Trajano, tropiezas con monumentales moles de granito erigidas a Vittorio Emanuele (el primer rey de la Italia unificada), hallas una ciudad-estado en el Vaticano con un museo que alberga la mayor de las riquezas y protegidas sus fronteras por la Guardia Suiza, y terminas bajando los peldaños de la escalinata barroca de la Plaza de España que cada mes de julio se transforma en una pasarela de moda con el desfile Mujeres bajo las estrellas.

Porque así es Roma, un desbarajuste de un todo que te enamora y te sobrecoge o te asfixia con su mezcla y su alboroto dejándote un regusto incómodo. No hay término medio, no hay posibilidad de que esta ciudad te deje indiferente. Es por eso que, al menos una vez en la vida, se debe viajar a Roma, para poder experimentar por uno mismo el carácter vibrante y caótico de la ciudad… y encontrarle su sentido.

Sobre el autor

Eva

Eva

Viajera insaciable y eterna estudiante de idiomas y culturas. Lingüista, traductora y fotógrafa amateur. Mi lema: Viajar para vivir y sentirse vivo.

1 Comentario

  1. pradosmg2
    pradosmg2 agosto 13, 13:30

    Que bonito es Italia en general y Roma en particular. Merece su visita.

    Contestar este comentario

Escribir comentario

Protected by WP Anti Spam